El limpiador más versátil

Limpiador multiusos. Imagen: Spray Bottle por Barb Crawford vi Flickr CC BY 2.0
Limpiador multiusos. Imagen adaptada de “Spray Bottle” por Barb Crawford via Flickr CC BY 2.0

El más básico de los limpiadores hechos en casa es el limpiador multiusos. Sirve para limpiar casi cualquier tipo de superficies, desde la cocina hasta el baño. Lleva sólo dos ingredientes básicos: jabón líquido y bicarbonato de sodio, ambos son levemente alcalinos y el bicarbonato es un abrasivo suave. Estos dos propiedades son las que hacen que remuevan casi todas las manchas.

Necesitarás una botella con atomizador, ya sea que compres una o reutilices una que ya tengas. Si optas por reutilizar, lávala muy bien antes para que no queden residuos de limpiadores comerciales. Si compras una nueva asegúrate que el atomizador sea de buena calidad, tristemente muchas de las que he comprado en supermercados dejaron de funcionar al poco tiempo de uso.

No olvides siempre etiquetar los limpiadores que prepares.

Para la preparación necesitarás una taza y cucharas medidoras, y un embudo. No olvides etiquetar los limpiadores que prepares de forma clara mencionando los ingredientes, para lo cual necesitas etiquetas o marcador permanente. Si quieres puedes preparar una cantidad más grande en un recipiente de mayor volumen, y con esto rellenar la botella con atomizador cuando haga falta.

Si decides agregarle aceites esenciales fíjate que sean 100% naturales, y que no contengan fragancias artificiales. Manéjalos con cuidado ya que son altamente concentrados, evita que toquen tu piel y ojos directamente y mantenlos lejos del alcance de los niños. Los de cítricos dejan un aroma muy agradable, pero se degradan con la luz así que si optas por estos usa botellas que no sean transparentes.

Ingredientes para 1 litro de limpiador:

  • 1 litro de agua caliente (de preferencia, así se disuelven más fácilmente los demás ingredientes).
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio.
  • 1/2 cucharadita de Jabón líquido biodegradable (por ejemplo, de Castilla). Cuando no tengo de Castilla uso el jabón para platos biodegradable marca Kirkland (Costco).
  • De forma opcional, unas gotas del aceite esencial de tu preferencia. El de árbol del té y el de lavanda, entre otros, tienen propiedades desinfectantes.
  1. Vierte el bicarbonato y el agua dentro de la botella, usando el embudo.
  2. Agítalo muy bien hasta que el bicarbonato se disuelva.
  3. Por último agrega el jabón y las gotas de aceite esencial y mezclado girando la botella lentamente sin agitarla para que no se haga espuma.

¡Listo! Con este spray y un trapo podrás limpiar casi todo. Colocado sobre la superficie a limpiar, déjalo actuar un par de minutos y limpia con el trapo. Si quieres ser aún más ecológico usa ropa vieja de algodón para hacer tus trapos caseros.

Deja un comentario